INE: A vueltas con el rastreo de móviles

En este post os dejamos nuestra valoración en relación a la nueva práctica iniciada por el INE (Instituto Nacional de Estadística), de explotar datos de los dispositivos móviles de la ciudadanía. Os dejamos un enlace con los comentarios expresados por expertos en materia de protección de datos en Radio Nacional.

Sociedad digital en estado puro

Esto es la sociedad digital. Tomar decisiones sobre las acciones a realizar (aquí se habla de dónde invertir en mejora de infraestructuras, colegios, centros de salud, etc.) sobre datos ciertos y no sobre estimaciones, encuestas o percepciones más o menos válidas.

Nosotros felices de que el INE trabaje así. Si el estudio se ha definido bien (y no tenemos duda de ello) las conclusiones resultantes mejorarán con total seguridad la toma de decisiones, si es que hacen caso a ellas claro.

¿Está a nuestro alcance trabajar así?

Sin duda. La diferencia principal está en la escala y en la cantidad de datos que necesitamos y de dónde obtenemos los datos.

Mientras que el INE quiere conocer, por ejemplo, qué porcentaje del total de la población trabaja a más de X kilómetros de su lugar de residencia, el de un establecimiento comercial podrá ser conocer la fidelidad de sus clientes. El primero podrá deducirlo de una encuesta o bien comprar los datos que necesita; el segundo podría deducirlo simplemente de la observación o contar con un dispositivo que recoja ese dato de forma automática.

Podemos pensar que utilizando el modelo digital, el resultado final será más o menos parecido a lo que creemos que pasa… el clásico «lo que yo decía». No es lo habitual os lo aseguramos. Con este modelo damos un salto de calidad en nuestra toma de decisiones, que solo es posible con este «modelo digital».

INE y datos personales

Los que nos seguís o disponéis de un dispositivo Be Free WiFi, sabéis que defendemos la idea de que no hace falta recoger datos personales de los clientes, para disponer de información útil. Ni siquiera para realizar acciones comerciales (y a los datos e indicadores nos remitimos). Por esta razón, es de felicitar que este rastreo se realice bajo la premisa de no utilizar este tipo de datos, si bien es cierto que, en la práctica, es la única forma de poder llevar a cabo este estudio.

Para caracterizar aspectos que son importantes en la actividad de nuestros clientes o usuarios, los datos personales no aportan nada y en el tratamiento de los datos, para que las conclusiones obtenidas sirvan de algo, es importante no recopilar más datos de los que necesitas.

Costes

Otra cosa son los costes en los que incurrimos para obtener estos datos. Se dice que los datos al INE le han costado 500.000 euros a lo que hay que añadir el trabajo de explotación de estos. Vamos un dineral… ¿o no? Que es mucho dinero, es evidente y que comprar este volumen de datos no está al alcance de cualquiera lo es también.

Lo que también es evidente es que hay alternativas a tener que comprar los datos a terceros, tanto en el ámbito público como en el privado, no solo más baratas, si no que nos garanticen la gestión, disposición y propiedad de los datos que generamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *